Yo soy Delia Martinez
y quiero darte la bienvenida a esta historia

Triunfar no es fácil. Si lo fuese, todo el mundo sería exitoso y conseguiría lo que quiere sin mover un dedo. Pero lo cierto es que detrás de cada historia de éxito hay un trabajo duro, un esfuerzo por llegar hasta la meta, o incluso un fracaso doloroso y pérdidas dolores que luego se transforman en tu motor de vida.
Me preguntaba que podría contarles de mi, pero esto es una historia que todavía está empezando a escribirse. Mi nombre es Delia Sara Martínez, nací en Argentina, hija de dos padres maravillosos. Que me dieron mucho amor y una familia. Mis padres fueron personas muy trabajadoras en mi casa no reinaba la prosperidad pero jamás nos faltó amor, comida y valores.


 Siempre me consideré una mujer diferente, nunca fue fácil entenderme, bueno eso dicen....


“El mejor consejo que recibí fue de mi padre cuando tenía 11 años y estaba dispuesta a escuchar. Me dijo que con mis características personales, podía hacer todo lo que me propusiera si me enfocaba en eso. Me hacía sentir importante sin serlo”


Ese consejo desarrolló en mi un gran sentido de confianza y, aun cuando algunas veces me ponía nerviosa, me sobreponía y hacía lo que yo quería, cuando yo quisiera. Creo que muchas veces la confianza que se pueda construir en los niños depende de los mismos padres. Es una parte muy necesaria del crecimiento y lo fue para mi.


Pero a veces el universo nos pone a prueba y pocos años después mi padre falleció a mis 13 años de edad, me quedé con mi madre y mi hermana que juntas peleamos por salir adelante. Si bien no fue fácil ya que nadie prepara a una niña a vivir sin su papá. Fue muy importante el rol de mi mamá y hermana ya que ellas se pusieron al hombro una casa y una familia. Gracias a ellas hoy estoy en donde estoy.
Algunas personas quizas piensan que la suerte no existe, pero yo sí me considero una chica con mucha suerte. Suerte de tener a la mamá que tengo y suerte de tener un ángel en el cielo que me guía  día a día a buscar mi eje. Y sobre todo tener a un hombre increíble al lado que me acompaña en mis locuras y unas de las pocas personas que confiaron en mi, y me ayudaron a que esto sea cada día más grande. Sin el esto no sería posible.


Ahora bien, vayamos a isabelle pilier. Aunque no lo crean a mis 17 años de edad pensaba en un colectivo lo lindo que sería que miles de personas se sintieran bien al vestirse y que alguien les pudiera decir que no importa cómo te vistas ni que talle tengas , sino cómo te sientas. Por eso isabelle pilier no vende moda vende emociones.


-¿Emociones? . Si emociones....


Para mi las mujeres tenemos vacíos de los que nadie habla, pero sobre todo tenemos la necesidad de rendir examen ante el mundo. Y yo pienso que nosotras no solo no tenemos porque hacerlo, sino tampoco tenemos que ponernos algo bonito para ser lindas. Por eso para mi, es muy importante el mensaje que les llega. 
Yo quiero que cada mujer de todo el país se ponga un jeans o una pollera de isabelle y sienta que va comerse el mundo. Pero no por la prenda sino porque aprendió a conocerse a sí misma y eso quiero para cada una de ellas. Que se sientan seguras. Y la ropa era la forma que encontré de llamar la atención de miles de mujeres a lo largo de todo el país.


Para finalizar quiero contarles que isabelle pilier es un derivado del francés que quiere decir el pilar de isabella, ¿y quien es isabella? Bueno en pocas palabras es mi sobrina no puedo definirla como una niña ya que para mi es un pequeño cable a la tierra. Gracias a ella mi vida cambio. Es la niña del te.


Hoy en día somos un grupo de trabajo chico pero con mucho amor y dedicación que trabajamos todos los días por hacerle llegar todo lo que nos piden. Sin ellas esto no funcionaria. Tengo la certeza que dentro de poco tiempo voy a estar contándoles que ya estamos en el exterior....

 


Delia Martínez 

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon

  • Ropa de Mujer

  • Talles especiales

  • Envíos a todo el país

  • Moda

  • Tienda online